PRIMER #FOROVEGGUNN CELEBRADO EN MADRID

Un placer haber podido participar en este foro dedicado a la difusión de las virtudes del vegetarianismo y el veganismo desde varios aspectos; deporte, salud, medio ambiente, asociaciones, política etc.  Con la participación de grandes ponentes especialistas en su campo.

Entradilla;


Charla completa, las diapositivas están en los comentarios del vídeo;

Muchas gracias a @Midietacojea y a @mascuriosote por invitarme y por un trato impecable. Aquí tenéis el enlace de la organización con todas las ponencias;
http://veggunn.com/es/foro-veggunn.html

Publicado en Alimentación, Conflictos de Interés, Medio ambiente, Política-Sociedad, Sostenibilidad | Deja un comentario

La reformulación de Podemos – Ampliando el debate 10-2-2017

Esta entrada está al margen de la temática habitual de este blog, no obstante, en mi opinión, la soberanía y sostenibilidad  alimentarias dependen en gran medida de la proyección social que logre alcanzar este proyecto político.

“Hablamos sobre la inminente Asamblea General de Podemos y las distintas propuestas organizativas que están en liza. La formación morada llega a Vistalegre 2 con una innegable disensión interna y con la intención de reformularse tras los resultados de las últimas elecciones generales. ¿Cómo se articulan las diferentes propuestas? ¿Qué contenido tienen? ¿Será capaz de refundarse Podemos y de afrontar los nuevos desafíos electorales con garantías? De todo eso hablamos con Alejandro Moruno y Francisco Guillén. Conduce Jesús Nácher.”

http://www.colectivoburbuja.org/cb/la-reformulacion-podemos-ampliando-debate-10-2-2017/

Publicado en Política-Sociedad | Deja un comentario

Catástrofe u oportunidad – Ampliando el debate 29-12-2016

En Ampliando Debate, programa del @colectivoburb debatimos antes de finalizar el año sobre los eventos más significativos en materia medioambiental, política y económica del pasado 2016 y las expectativas de cara al 2017;

http://www.colectivoburbuja.org/cb/catastrofe-u-oportunidad-ampliando-el-debate-29-12-2016/

Publicado en Energía, Medio ambiente, Sostenibilidad | Deja un comentario

Lo verde vende – Ampliando el Debate 18-12-2016

Os dejo la nueva intervención en el programa radiofónico Ampliando Debate del Colectivo  Burbuja, esta vez sobre el “maquillaje verde” que se da en algunos casos, tanto en industria como en alimentación; ¿Cuidado medioambiental o simple negocio? Junto a Marcos Martino y Jesús Nácher;
http://www.colectivoburbuja.org/cb/lo-verde-vende-ampliando-el-debate-18-12-2016/

Publicado en Alimentación, Medio ambiente, Política-Sociedad, Sostenibilidad | Deja un comentario

SÍ AL NUEVO IMPUESTO EN BEBIDAS AZUCARADAS

refrescos-cola

OMS Y CRITERIOS DE SALUD

Las recomendaciones sobre medidas fiscales aplicadas a las bebidas azucaradas no provienen del capricho de ningún político, ni del afán recaudador, sino de la propia OMS (Organización Mundial de la Salud), la cual, recogiendo el testigo del consenso científico en esta materia, ha hecho un llamamiento mundial para que los gobiernos apliquen este tipo de medidas fiscales (un mínimo del 20% a bebidas azucaradas) para frenar la epidemia de obesidad y diabetes que afecta a cientos de millones de personas, especialmente preocupante en el caso de los niños.
Según Douglas Bettcher, director de Prevención de Enfermedades no Infecciosas de la OMS; “Si los gobiernos ponen impuestos a productos como las bebidas azucaradas, pueden reducir el sufrimiento y salvar vidas”. Se trata, por tanto, de evitar unas claras externalidades negativas sobre la sociedad provenientes del comercio de estas bebidas.

La epidemia del sobrepeso y obesidad afecta a unos 2.100 millones de personas en el planeta, casi un tercio de la población mundial.
Uno de cada tres adultos en todo el mundo tiene sobrepeso y la prevalencia de la obesidad se ha duplicado desde 1980.
En España, el 41,3%. de los niños tiene obesidad o sobrepeso (casi uno de cada dos); tenemos a la primera generación con peor esperanza de vida que la anterior por culpa de los malos hábitos alimentarios.
En EEUU, en apenas 15 años, el número de niños de menos de cinco años obesos o con sobrepeso ha aumentado en 11 millones, hasta alcanzar los 41 millones. En este mismo país, la diabetes tipo dos (la provocada por malos hábitos alimentarios) entre niños y adolescentes pasó del 3% de todos los nuevos casos diagnosticados a el 45%, con una incidencia desproporcionada entre las minorías étnicas, las más desfavorecidas socio-económicamente. Se observa un patrón similar en Europa y Asia, y en España se está diagnosticando por primera vez en niños. Estamos hablando de una enfermedad que hasta hace poco era exclusiva de personas adultas en la madurez. ¿Queremos seguir sus pasos?

En esa misma línea, se ha publicado recientemente, un estudio en la prestigiosa revista The Lancet, que confirma a la alimentación como principal causa de enfermedad y muerte, por encima de las provocadas por alcohol y tabaco.

Por otro lado, la alimentación se ha demostrado como principal causa de obesidad por encima del ejercicio físico, a pesar de los esfuerzos de los lobbys alimentarios por poner el foco en esto último.
El consenso científico no deja lugar a dudas; los azúcares añadidos por la industria alimentaria son los principales causantes de las dolencias relacionadas con malos hábitos alimentarios;

-Un elevado consumo de azúcares está fuertemente asociado con la ganancia de peso, como en el caso de las bebidas azucaradas.

– Se relaciona con la actual epidemia de obesidad, que conlleva enfermedades cardiovasculares o diabetes.

-Un gran consumo de bebidas azucaradas implica también un riesgo aumentado de padecer diabetes tipo II y síndrome metabólico.

-Recientes estudios lo relacionan también con mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y mortalidad, así como efectos en la presión arterial y los lípidos en sangre.

En el caso de las bebidas azucaradas, al estar estos azúcares ya disueltos en un líquido, se favorece una mejor vehiculización y más rápida absorción en nuestro cuerpo.

Recientemente se han revisado por parte de la OMS las recomendaciones sobre azúcar, para intentar disminuir su consumo.
Antes se recomendaba no exceder del 10% de la ingesta calórica total (unos 50 gramos de azúcar al día para una ingesta tipo de 2.000 kcal.).
Ahora no sólo se recomienda estar por debajo de ese 10%, sino también una reducción por debajo del 5% de la ingesta calórica total (unos 25gr., o sea unas 6 cucharadas de café) para obtener beneficios adicionales para la salud.
Actualmente, en España estamos entre un 16% o 17% de las calorías ingeridas, y teniendo en cuenta que una lata de refresco azucarada puede tener unos 40 gramos de azúcar, casi la cantidad máxima diaria, es realmente fácil que mucha gente se pase.
En el caso de muchos zumos industriales pasa lo mismo; excesiva cantidad de azúcar o edulcorantes y poca fruta (variable dependiendo de si la denominación es “bebida de furtas” o néctar).  Incluso en los que son 100% procedente de fruta exprimida sin azúcar añadido contiene demasiado azúcar (el de varias piezas de fruta a la vez), además de poca fibra. Pasa lo mismo en los caseros o naturales tan de moda, siempre es más recomendable una pieza de fruta entera y los zumos sólo de forma ocasional.

ANTECEDENTES EN EXPERIENCIAS SIMILARES Y POSIBLES MEJORAS

Hay varias experiencias alrededor del mundo cuyos resultados han sido analizados en este informe de la OMS;

En el caso mejicano, las ventas de las bebidas azucaradas cayeron un 6% después de aplicar un impuesto del 10% sobre el valor de estas bebidas. La disminución en las ventas del producto se presentó en todos los niveles socioeconómicos y fue más profunda en los de mayor pobreza, donde la caída fue de hasta un 9%, es decir, donde más interesa que desciendan las ventas al ser los estratos sociales que más sufren la incidencia de sobrepeso, obesidad y diabetes.
La Hacienda mejicana ha conseguido 1,2 millones de dólares en el último año gracias a esta carga fiscal y se está barajando subir este impuesto hasta el 20%, lo mínimo que reclama la OMS para obtener resultados más ambiciosos. Aun es demasiado pronto como para poder medir el impacto de ese retroceso de las ventas en la salud pública.

En Francia se introdujo en 2012 y se ha notado un descenso en las ventas de este tipo de bebidas, también se han aplicado medidas similares en Hungría, Finlandia varias estados en EEUU y ahora es Reino Unido quien lo va a aplicar a partir de 2018, aunque, sorprendentemente, dejan fuera a batidos lácteos y zumos de fruta 100%, a pesar de que tengan también cantidades excesivas de azúcares. Esperan recaudar hablan de recaudar 661 millones de euros.

No obstante, para atajar realmente estos problemas de salud, no será suficiente con medidas fiscales para desincentivar el consumo de estas bebidas, si bien sería un importante comienzo como indica este reciente estudio en la revista The Lancet.

Hace falta ampliar la gama de productos con exceso de azúcar incluidos en este impuesto, como son la bollería industrial, los cereales de desayuno, las galletas, etc. En definitiva, todos los productos ultraprocesados con azúcar añadido.

En Inglaterra o Brasil funciona un etiquetado semáforo (rechazado en su día en la UE) que advierte mediante colores la mayor o menor peligrosidad de un producto alimentario, teniendo en cuenta la cantidad de azúcar, sal o grasa saturadas y trans. Si bien es cierto que es mejorable ya que dejan en color rojo alimentos saludables como las nueces o el aceite de oliva.
Revisar criterios saludables en el etiquetado y poner la referencia que corresponde en el azúcar (25 o 50 gr. máximo al día y no los 90 gr. actuales).
Exigir que la UE defina claramente los criterios que convierten a un producto alimentario en insano, cosa que no hacen a pesar de tenerlo pendiente desde hace años.

Atajar la publicidad dirigida a niños en determinada franja horaria, en Inglaterra o México, con tasas de obesidad escandalosas, ya han prohibido totalmente la publicidad de comida basura en horario infantil.
Atenuar el entorno obesogénico actual, repleto de “tentaciones” y estímulos emocionales que venden placer y diversión rápidas por todos lados (trabajo, clase, supermercado, calle) encaminados demasiadas veces a un tipo de alimentación poco saludable.
No culpar sólo al individuo de su situación porque, a menudo, hay motivos socio-económicos o mala información que impiden elegir libremente su tipo de alimentación.

Invertir más en prevención (actualmente no llega al 3% del gasto sanitario total) incluyendo a profesionales de la nutrición en hospitales y sobretodo atención primaria.Recordemos que España es el único país de  la UE que no cuenta con nutricionistas en el sistema sanitario.

Acompañar estas medidas fiscales con bajadas de impuestos en los alimentos más saludables, favoreciendo además a los frescos, de temporada, y de proximidad, para favorecer su consumo.

LA INDUSTRIA Y SU VERSIÓN

El problema no es el uso habitual que le damos al azúcar, haciendo un pastel o con el café o té, sino la cantidad enorme de productos procesados que lo añaden en su composición, desde una salsa de tomate, pasando por el abuso que se hace en los refrescos, hasta en un pan integral.

Tengamos en cuenta que hablamos de azúcares añadidos por la industria alimentaria, no los azúcares intrínsecos, los que naturalmente se encuentran en los alimentos como la fructosa de la fruta (en el caso de fructosa añadida también puede generar problemas de salud ) o lactosa de la leche, por ejemplo, los cuales, no son la causa del mayor riesgo cardio-metabólico. Resulta que la inmensa mayoría de azúcar que consumimos diariamente proviene de los añadidos.

¿Qué es lo que lo hace tan interesante para la industria alimentaria?

-Mejora el sabor, la textura o mantiene el color de algunos alimentos, “adiestran” nuestros paladares desde pequeños para que luego nuestro cuerpo demande este tipo de productos excesivamente dulces.

-Mejora la conservación de los alimentos prolongando su vida útil.

-Da un “subidón” energético rápido, muy útil en algunas bebidas energéticas, con cafeína o dirigidas a deportistas.

Josep Puxeu, director de ANFABRA, la patronal del refresco, fue secretario de Estado de Medio Rural y Agua con el PSOE hasta 2011, después de haber sido también Secretario General de Agricultura y Alimentación  y Director General de Política Alimentaria, pasando, por tanto, de defender los intereses de todos sobre la alimentación y el agua, a defender a capa y espada los intereses de esta patronal.
Entre sus argumentos en contra del impuesto destaca la supuesta reforma que realiza la industria al ofrecer productos edulcorados sin azúcar. Pero al escoger la versión “light”, “diet” o “zero”, no nos estamos librando de los efectos perjudiciales del azúcar añadido, ya que los últimos estudios indican que no es así;
Lamentablemente, los edulcorantes artificiales sin calorías contribuyen a la ganancia de peso por mecanismos neurológicos de recompensa (atracones para compensar las calorías que le faltan al edulcorante), y “despistan a nuestro organismo” produciendo desajustes hormonales al dar la señal de dulzor a nuestro cuerpo pero sin aportar azúcar ni calorías. También se les relaciona con intolerancia a la glucosa al alterar nuestra microbiota (bacterias de nuestro intestino) de forma perjudicial.

Hace unos años el parlamento catalán quiso gravar con un nuevo impuesto a este tipo de bebidas pero el embajador estadounidense amenazó con desinversión empresarial y fue suficiente para que al final no se presentase dicho impuesto, dejando a un lado las consideraciones de salud pública.
Esperemos que finalmente esta vez haya la voluntad política suficiente para imponer los criterios de salud pública por encima de dudosas amenazas y de los intereses comerciales de unos pocos (a los que tampoco se les prohíbe seguir vendiendo sus productos). Esperemos también que este impuesto se complemente con el resto de medidas necesarias para evitar más sufrimiento y gasto sanitario, y se hagan extensibles a toda España.

Publicado en Alimentación, Conflictos de Interés | Deja un comentario

El nuevo traje del Emperador – Ampliando el debate 4-11-2016

hillary-clinton-donald-trump

Intervengo de nuevo en el programa Ampliando Debate, esta vez, sobre elecciones en EEUU, diferencias entre los candidatos, cambio climático, globalización, etc.

El nuevo traje del Emperador – Ampliando el debate 4-11-2016

Publicado en Energía, Medio ambiente, Sostenibilidad | Deja un comentario

ALIMENTACIÓN, SOBERANÍA Y DEMOCRACIA

Os dejo la ponencia sobre nuestro sistema alimentario que organizamos para la Universidad de Podemos el pasado 23 de Septiembre,  junto a Javier Guzmán, director de VSF-Justicia Alimentaria Global y Gabriela Vázquez, biotécnloga de Ecologistas en Acción.

Publicado en Alimentación, Conflictos de Interés, Energía, Medio ambiente, Sostenibilidad | Deja un comentario

BREVE RADIOGRAFÍA DE NUESTRA COMIDA

Hoy, en el #DiaMundialAlimentación recordamos que el cambio climático y la destrucción de ecosistemas amenazan nuestra alimentación y a la vez, nuestra sistema alimentario es uno de sus principales causantes.

Amenaza nuestra alimentación porque la subida de temperaturas, la sequía, la acidificación marina y los fenómenos meteorológicos extremos, comprometen los rendimientos de nuestros cultivos, el agua disponible para regadíos y ganado así como a nuestro pescado. Este año ya se están registrando estas consecuencias en nuestro país; por ejemplo el almendro, el olivo, la falta de setas o moras, torrentes o fuentes secas y falta hierba para el ganado.

Al mismo tiempo, nuestro sistema alimentario emite gran cantidad de gases con efecto invernadero provenientes del exceso de fertilizantes y pesticidas, de su fabricación y transporte dependientes de combustibles fósiles o de los purines de la ganadería intensiva y de la digestión de los rumiantes. Pero también del transporte de los alimentos y piensos kilométricos, de la mecanización que exige el monocultivo industrial, del enorme despilfarro alimentario, de los embalajes y envases, etc.
Además, se suma la destrucción de ecosistemas por desgaste del suelo, la deforestación, la eutrofización de las aguas (Mar Menor) y una pérdida masiva de biodiversidad, entre otras consecuencias.

Existen otras formas de producir nuestros alimentos con menor impacto medioambiental, como la agroecología, con la que ya se están demostrando rendimientos satisfactorios y sin residuos de pesticidas en los alimentos. También la ganadería extensiva o el silvipastoreo, que refuerzan los sumideros de carbono (ecosistemas con capacidad para retener CO2 atmosférico) y previene incendios, además de generar productos de incluso mayor calidad nutricional que los convencionales (más omega-3, CLA, Hierro y vitamina E, menos antibióticos).

hog_confinement_barn_interior

Nuestro sistema alimentario está sujeto a la maximización de beneficios corporativos y financieros, y no a las necesidades reales alimentarias de la población y la protección del medio ambiente.
En este sentido, los tratados de “libre” comercio entre la UE y EEUU así como entre la UE y Canadá, el TTIP y CETA respectivamente, no harán más que profundizar esta situación al otorgar un enorme poder a las grandes corporaciones del sector y por tanto, mayor capacidad a la hora de distorsionar las políticas públicas en su favor o incluso para denunciar a los Estados.
También supondría la desvalorización de nuestra producción local y artesana, la que prima la calidad por encima de otras consideraciones, junto con una mayor penetración de los productos ultra-procesados, normativas más laxas para la cría de animales o la posible introducción de nuevos organismos transgénicos, entre otros.
Nuestro medio rural, ya de por si despoblado y sin recursos, no sería el único en sufrir las consecuencias ya que la salud, calidad culinaria y el entorno natural de todos quedarían igualmente afectados.
Esta situación es la que provoca las enormes desigualdades alimentarias entre distintas poblaciones, contribuye a la degradación medioambiental, así como la promoción interesada de unos hábitos dietéticos insanos que provocan graves problemas de salud y mayor gasto sanitario.

si-no-comes-te-pondras-malito_elroto

No obstante, sin implementar políticas educativas y de concienciación, interviniendo en los comedores escolares, la publicidad, la fiscalidad, el etiquetado, la producción etc. contando con la sociedad civil y los profesionales de la nutrición para obtener cambios en los hábitos dietéticos, de poco servirían las medidas encaminadas a una producción más sostenible.
Sin cambios sustanciales en los patrones dietéticos se seguirá demandando por parte de la población una cantidad inasumible e insana de productos cárnicos procesados, de productos cargados de harinas refinadas, azúcar, sal y grasas insanas, tan rentables para la industria alimentaria, pero pocas legumbres, frutas y verduras frescas. Seguirá habiendo poca diversidad en el campo y en el plato, uniformidad en el monocultivo industrial de sólo unas pocas especies en todo el mundo. Y seguirá dando igual de donde provengan o cómo se hayan producido esos “alimentos”, con lo cual sería mucho más complicado transicionar hacia otro paradigma.

La sociedad, poco a poco, está cada vez está más informada y concienciada con la alimentación saludable pero también sostenible, accesible para todos, priorizando la producción local  y respetuosa con el entorno y los trabajadores, los productos frescos de temporada y el desarrollo de nuestro medio rural.
Pero recordemos que el techo de cambio mediante los hábitos de consumo, aunque imprescindible, es demasiado bajo.
Es necesaria la acción colectiva, librar la batalla socio-cultural implicando más y más a vecinos o compañeros de trabajo para reforzar a la sociedad civil en esta hercúlea tarea frente a las cada vez más grandes e influyentes corporaciones de la producción y la comida basura.
También profundizar más en la soberanía alimentaria mediante el asociacionismo, la difusión, la protesta y una simbiosis continua entre las instituciones del cambio y la ciudadanía, como ya está ocurriendo en algunos Municipios y Comunidades Autónomas.

Tenemos la suerte de que una alimentación más saludable y a la vez sostenible, puede ir perfectamente de la mano. De hecho, es más fácil la consecución de ambos objetivos si sabemos como conjugar y amplificar los distintos anhelos que están emergiendo ahora mismo por todos lados en torno a nuestra alimentación.

Publicado en Alimentación, Conflictos de Interés, Energía, Medio ambiente, Política-Sociedad, Sostenibilidad | Deja un comentario

¿Criminales por criticar los transgénicos?

Reproduzco en el blog el artículo publicado el pasado 7 de Julio en eldiario.es a raíz de la polémica sobre los cultivos transgénicos;

http://www.eldiario.es/tribunaabierta/Criminales-criticar-transgenicos_6_534456554.html

maiz nativo
Maíz nativo, Méjico. Fuente; Blog de Bioseguridad

Publicado en Alimentación, Conflictos de Interés, Medio ambiente, Política-Sociedad, Sostenibilidad | Deja un comentario

EL COMEDOR ESCOLAR COMO MOTOR DEL CAMBIO

Reproduzco el artículo publicado originalmente en el Diario.es el pasado 27/05/2016;

comedores-escolares-960x554
Imagen; CERAI.org

Existe en nuestro país una situación alarmante que afecta a los más pequeños y está relacionada principalmente, y de forma directa, con la mala alimentación. Se trata de la elevadísima tasa de obesidad y sobrepeso infantil que afecta a un 43% de los niños y niñas españolas (24,6% de sobrepeso y 18,5% de obesidad) según el Ministerio de Sanidad. Es decir, afecta a casi uno de cada dos, y una gran parte de estos infantes seguirán con problemas de peso en la edad adulta, lo que deriva en otras muchas dolencias, mucho sufrimiento y aumento del gasto sanitario.
A la obesidad y el sobrepeso, se suma una nueva epidemia debida a los malos hábitos alimentarios; la diabetes tipo II. Los datos son escalofriantes; en EEUU, la diabetes tipo II entre niños y adolescentes representaba el 3% de todos los nuevos casos diagnosticados y en 15 años aumentó al 45%. En España, la tendencia es similar, siendo una enfermedad que normalmente afecta a mayores de 50 años, cada vez se dan más casos en menores, sobretodo obesos.

Ante este panorama, los comedores escolares juegan un papel clave en la prevención, pero según denuncian asociaciones de padres y madres de alumnos, ecologistas o la Plataforma por unos Comedores Escolares Públicos de Calidad, no están cumpliendo con este papel en la mayoría de los casos.
Hace unos meses, los nutricionistas extremeños, junto con padres y madres de alumnos, exigían que se cumpliese la legislación en materia de calidad nutricional en los menús infantiles y en la contratación de estos profesionales por parte de las empresas de catering.
Ocurre que, en los casos en los que si se contrata un nutricionista, al ser juez y parte, es decir, al formar parte de la plantilla de la empresa (y depender su sueldo de ésta) no se suelen tener en cuenta sus recomendaciones sobre calidad alimentaria. Quizás sería más oportuno que fuesen contratados por la Administración para poder salvaguardar su independencia.
Finalmente, la presión ciudadana surte efecto y se están proponiendo medidas en este sentido en la Asamblea de Extremadura.

El hecho de que la mayoría de los nuevos colegios se diseñen sin cocina propia, y que la mayor parte de los menús dependan de un puñado de grandes empresas de catering, no ayuda a paliar esta situación. Estas empresas buscan maximizar sus beneficios económicos y esto se suele hacer a costa de la calidad de los menús, ofreciendo en demasiadas ocasiones raciones pequeñas y productos ultra-procesados, muy sabrosos y baratos pero insanos.
Las características organolépticas (olor, textura, sabor, etc.) tampoco suelen ser las mismas que las que tiene la comida recién hecha. Y es que estas empresas pueden tener la comida almacenada varios días antes de servirla, a veces, transportada desde otras ciudades refrigerada, usando muchos embalajes y envases plásticos, lo cual le añade un mayor impacto medioambiental.
Los pliegos de contratación no establecen criterios mediomabientales, ni sociales, ni de cercanía y temporada, ni hablan de comprar alimentos producidos de forma más sostenible.
Revitalizar la economía local y el medio rural, facilita la creación de puestos de trabajo. También incrementa las posibilidades de una producción alimentaria más sostenible y diversa, con más variedad de frutas y verduras, repercutiendo directamente en una mayor calidad nutricional de los menús.
Además, la Administración saca a concurso público la gestión de los comedores en grandes lotes, por lo que sólo las grandes empresas pueden acceder a estas contrataciones.

Por otro lado, el lobby de estas empresas de catering o restauración ha sido acusado de pactar de forma concertada en las adjudicaciones para los comedores en los colegios públicos vascos, incrementando los costos para la Administración al menos durante diez años. La Autoridad Vasca de la Competencia impuso una multa récord de 18 millones de euros a ocho de estas empresas.

La legislación permite que las AMPAS o alguna otra entidad social gestionen los comedores escolares, por lo tanto, y no con pocas dificultades, cada vez surgen más iniciativas para alimentar de forma más saludable, incluyendo la educación alimentaria y acostumbrando los paladares infantiles a todo tipo de alimentos. De hecho, desde el ámbito sanitario, los expertos piden una asignatura de alimentación en los colegios. También se ha solicitado que esta educación incluya criterios de sostenibilidad alimentaria.

Una de estas iniciativas es la de la Fundación Hogar del Empleado (FUHEM) en Madrid, que ha ido introduciendo paulatinamente alimentos de producción agroecológica sin intermediarios en los comedores de varias colegios. Han conseguido así que el precio de los menús no se incremente de forma significativa, también facilitan la compra de estos productos a las familias y funcionarios, ofrecen un componente educativo e incluso han introducido un “día sostenible” sin proteínas de origen animal.
Un colegio de Aínsa, en la provincia de Aragón, cocina sólo alimentos ecológicos y su menú es más económico que el de cualquier empresa de catering de esa Comunidad.
Del campo al cole, es una asociación sin ánimo de lucro que facilita a los centros escolares el acceso a alimentos agroecológicos para sus comedores. Trabajan el proyecto del documental Alimentando Conciencias, actualmente en fase de co-financiación.
También hay iniciativas similares en Canarias ,Granada o Cataluña por nombrar sólo algunas.
En Francia, donde también existe un auge de este tipo de comedores escolares, un municipio llegó a comparar sus propias vacas para rebajar el precio de la carne de gestión más sostenible. Reconocen que en las zonas rurales es más fácil el establecimiento de este tipo de experiencias que en los colegios de algunos distritos de París, donde hay más problemas de abastecimiento. Esto es algo en lo que se debe trabajar más, poniendo en práctica, por ejemplo, los hubs-alimentarios, y revitalizando la huerta y las granjas periurbanas.

Por todo lo expuesto, los comedores escolares podrían convertirse en la punta de lanza del cambio que necesitamos, tanto para nuestro modelo agro-alimentario, como para el dietético, ambos insostenibles desde el punto de vista medioambiental y de salud.

 

Publicado en Alimentación, Medio ambiente, Sostenibilidad | Deja un comentario