BREVE RADIOGRAFÍA DE NUESTRA COMIDA

Hoy, en el #DiaMundialAlimentación recordamos que el cambio climático y la destrucción de ecosistemas amenazan nuestra alimentación y a la vez, nuestra sistema alimentario es uno de sus principales causantes.

Amenaza nuestra alimentación porque la subida de temperaturas, la sequía, la acidificación marina y los fenómenos meteorológicos extremos, comprometen los rendimientos de nuestros cultivos, el agua disponible para regadíos y ganado así como a nuestro pescado. Este año ya se están registrando estas consecuencias en nuestro país; por ejemplo el almendro, el olivo, la falta de setas o moras, torrentes o fuentes secas y falta hierba para el ganado.

Al mismo tiempo, nuestro sistema alimentario emite gran cantidad de gases con efecto invernadero provenientes del exceso de fertilizantes y pesticidas, de su fabricación y transporte dependientes de combustibles fósiles o de los purines de la ganadería intensiva y de la digestión de los rumiantes. Pero también del transporte de los alimentos y piensos kilométricos, de la mecanización que exige el monocultivo industrial, del enorme despilfarro alimentario, de los embalajes y envases, etc.
Además, se suma la destrucción de ecosistemas por desgaste del suelo, la deforestación, la eutrofización de las aguas (Mar Menor) y una pérdida masiva de biodiversidad, entre otras consecuencias.

Existen otras formas de producir nuestros alimentos con menor impacto medioambiental, como la agroecología, con la que ya se están demostrando rendimientos satisfactorios y sin residuos de pesticidas en los alimentos. También la ganadería extensiva o el silvipastoreo, que refuerzan los sumideros de carbono (ecosistemas con capacidad para retener CO2 atmosférico) y previene incendios, además de generar productos de incluso mayor calidad nutricional que los convencionales (más omega-3, CLA, Hierro y vitamina E, menos antibióticos).

hog_confinement_barn_interior

Nuestro sistema alimentario está sujeto a la maximización de beneficios corporativos y financieros, y no a las necesidades reales alimentarias de la población y la protección del medio ambiente.
En este sentido, los tratados de “libre” comercio entre la UE y EEUU así como entre la UE y Canadá, el TTIP y CETA respectivamente, no harán más que profundizar esta situación al otorgar un enorme poder a las grandes corporaciones del sector y por tanto, mayor capacidad a la hora de distorsionar las políticas públicas en su favor o incluso para denunciar a los Estados.
También supondría la desvalorización de nuestra producción local y artesana, la que prima la calidad por encima de otras consideraciones, junto con una mayor penetración de los productos ultra-procesados, normativas más laxas para la cría de animales o la posible introducción de nuevos organismos transgénicos, entre otros.
Nuestro medio rural, ya de por si despoblado y sin recursos, no sería el único en sufrir las consecuencias ya que la salud, calidad culinaria y el entorno natural de todos quedarían igualmente afectados.
Esta situación es la que provoca las enormes desigualdades alimentarias entre distintas poblaciones, contribuye a la degradación medioambiental, así como la promoción interesada de unos hábitos dietéticos insanos que provocan graves problemas de salud y mayor gasto sanitario.

si-no-comes-te-pondras-malito_elroto

No obstante, sin implementar políticas educativas y de concienciación, interviniendo en los comedores escolares, la publicidad, la fiscalidad, el etiquetado, la producción etc. contando con la sociedad civil y los profesionales de la nutrición para obtener cambios en los hábitos dietéticos, de poco servirían las medidas encaminadas a una producción más sostenible.
Sin cambios sustanciales en los patrones dietéticos se seguirá demandando por parte de la población una cantidad inasumible e insana de productos cárnicos procesados, de productos cargados de harinas refinadas, azúcar, sal y grasas insanas, tan rentables para la industria alimentaria, pero pocas legumbres, frutas y verduras frescas. Seguirá habiendo poca diversidad en el campo y en el plato, uniformidad en el monocultivo industrial de sólo unas pocas especies en todo el mundo. Y seguirá dando igual de donde provengan o cómo se hayan producido esos “alimentos”, con lo cual sería mucho más complicado transicionar hacia otro paradigma.

La sociedad, poco a poco, está cada vez está más informada y concienciada con la alimentación saludable pero también sostenible, accesible para todos, priorizando la producción local  y respetuosa con el entorno y los trabajadores, los productos frescos de temporada y el desarrollo de nuestro medio rural.
Pero recordemos que el techo de cambio mediante los hábitos de consumo, aunque imprescindible, es demasiado bajo.
Es necesaria la acción colectiva, librar la batalla socio-cultural implicando más y más a vecinos o compañeros de trabajo para reforzar a la sociedad civil en esta hercúlea tarea frente a las cada vez más grandes e influyentes corporaciones de la producción y la comida basura.
También profundizar más en la soberanía alimentaria mediante el asociacionismo, la difusión, la protesta y una simbiosis continua entre las instituciones del cambio y la ciudadanía, como ya está ocurriendo en algunos Municipios y Comunidades Autónomas.

Tenemos la suerte de que una alimentación más saludable y a la vez sostenible, puede ir perfectamente de la mano. De hecho, es más fácil la consecución de ambos objetivos si sabemos como conjugar y amplificar los distintos anhelos que están emergiendo ahora mismo por todos lados en torno a nuestra alimentación.

Anuncios

Acerca de Alejandro Moruno Danzi

Diplomado universitario en Nutrición humana y dietética.
Esta entrada fue publicada en Alimentación, Conflictos de Interés, Energía, Medio ambiente, Política-Sociedad, Sostenibilidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s